¿SE DEBE RESPETAR ALGÚN PROTOCOLO DURANTE EL APERITIVO?

El aperitivo tiene que ser un momento especialmente distendido y no conviene aplicar normas estrictas que lo puedan acabar encorsetando. Los invitados van pasando al aperitivo a medida que van llegando, mientras que los novios se incorporan con un poco de retraso, ya que aprovechan este momento para hacerse el reportaje fotográfico. Es por eso que, en ausencia de los novios, el aperitivo se convierte en el rato destinado a que los padres saluden a todos los asistentes, agradeciéndoles su presencia y haciendo la tarea de “relaciones públicas”. La tradición es que los novios entren en el aperitivo acogidos por los aplausos de los invitados y regalen un brindis a sus familiares y amigos.