No fue mi boda, pero lo recuerdo como uno de los días más felices de mi vida

Yo asistí a la boda de Carles y Pili el día 10 de julio del 2009 y no puedo estar más de acuerdo con ellos. Todo fue fantástico, de ensueño: el lugar, el cocktail (sin competencia alguna), los camareros, el DJ, la cena, el baile… todo!! No fue mi boda, pero lo recuerdo como uno de los días más felices de mi vida. La fusión del lugar con Pili y Carlos fue perfecta!! Gracias.