Será siempre un día inolvidable

Nos casamos en julio y, para nosotros, será siempre un día inolvidable. Gracias a todo el equipo de Can Marlet por hacer nuestro día tan especial. El trato de todos y el entorno, perfecto, hacen que todo el mundo vuelva encantado. Saludos a todos y, en especial a Sandra y Josep.